EPILEPSIA VASCULAR

http://www.epilepsiasen.net/node/169

José Ángel Mauri Llerda, Carlos Tejero Juste
Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza

Concepto y clasificación de la epilepsia vascular

El ictus es una causa frecuente de crisis epilépticas y de epilepsia en el adulto y la causa más frecuente en el anciano. Estudios recientes nos muestran que podemos identificar la causa de la epilepsia en pacientes mayores de 60 años hasta en un 77% de los casos, y de estos el 45% corresponde a pacientes con enfermedad cerebrovascular.

El ictus en fase aguda tiene una mortalidad al mes de un 20%, un 10% adicional en el siguiente año y un 10% acumulado en años sucesivos. Alrededor del 20% de los pacientes que sobreviven a un ictus quedan con secuelas funcionales importantes. La prevalencia del ictus se ha mantenido estable en los últimos años debido principalmente al incremento de la población anciana.

Resulta muy importante definir y diferenciar dos tipos diferentes de crisis que aparecen después de un ictus, pues tienen mecanismos fisiopatológicos y pronóstico diferentes:

- Crisis precoces: suponen alrededor de una tercera parte de todas las crisis y su definición temporal varía según los estudios entre 24 horas y 4 semanas, aunque el periodo de tiempo más aceptado es el de su presentación hasta una semana tras el ictus.

- Crisis tardías: son aquellas que se presentan a partir de la primera semana después del ictus.

- Epilepsia vascular: se define como la presentación de crisis recurrentes (dos o más) después de la primera semana del ictus.

La Liga Internacional contra la Epilepsia define la epilepsia vascular como la presentación de dos o más crisis no provocadas que se presentan al menos una semana después de un ictus.

El artículo completo en formato pdf se puede leer en el siguiente enlace:

http://www.epilepsiasen.net/system/files/revista1vascular.pdf