Video-electroencefalograma (VEEG)

La información que ofrecemos a continuación está recogida de la página web:
http://www.neurologiaruber.com/info_general_neurofis2.html#faq2

Video- electroencefalograma (Vídeo-EEG, VEEG)

Un video-electroencefalograma (Video-EEG, VEEG) consiste en un registro sincronizado de la actividad eléctrica de la corteza del cerebro y de imagen de video del paciente de forma continua. La valoración simultánea de estos registros permite relacionar alteraciones de la actividad eléctrica de la corteza del cerebro con determinados trastornos neurológicos caracterizados por alteraciones de la conciencia, del comportamiento o del movimiento.

Además, este tipo de estudio permite registrar la actividad eléctrica de la corteza del cerebro de forma prolongada, con lo que aumentan considerablemente las posibilidades de detectar la posible existencia de alteraciones que no se detectan con otro tipo de estudios.

¿En qué consiste esta prueba?

Es un tipo de electroencefalograma (EEG) más sofisticado.

Se realiza con una unidad de registro de hasta 256 canales, con soporte digital en disco duro y cintas de vídeo.

El comportamiento del paciente está constantemente registrado mediante dos cámaras de vídeo con control remoto.

Los estudios son analizados en una unidad independiente de revisión, con lo cual se pueden evaluar los resultados sin interrumpir la grabación.

Permite el estudio de la actividad eléctrica del cerebro visualizando simultáneamente lo que le está ocurriendo al paciente.

Ayuda a conocer determinados trastornos neurológicos de aparición episódica que habitualmente no puede observar el médico por aparecer ocasionalmente.

¿Cuánto dura el estudio?

La duración del estudio es variable. En determinados trastornos neurológicos pueden ser suficiente una duración de 12 o 24 horas. Los estudios prolongados tienen una duración media de 3 a 5 días.

¿Cuándo está indicada esta prueba?

Diagnóstico diferencial de episodios paroxísticos (pérdidas de conciencia, caídas, crisis epilépticas, confusión, cambios de comportamiento).

¿Existen contraindicaciones para realizar la prueba?

No.

¿Es una prueba dolorosa?

No

¿Es una prueba peligrosa?

No

¿Dónde se realiza la prueba?

En una unidad especializada de video-electroencefalografía. Requiere ingreso hospitalario.

Los estudios son analizados en una unidad independiente de revisión, con lo cual se puedan evaluar los resultados sin interrumpir la grabación.

La unidad está atendida ininterrumpidamente por un técnico de vídeo.EEG, con formación en epilepsia, en contacto directo con el paciente.

Un neurólogo especialista en epilepsia está localizado permanentemente.

¿Cómo se realiza la prueba?

El estudio se realiza en un espacio similar a una habitación de hospitalización normal.

Se utilizan electrodos pegados con colodión, distribuidos uniformemente sobre el cuero cabelludo. Este pegamento se puede quitar y no produce daño permanente en el pelo.

Se utiliza una derivación electrocardiográfica continua.

Puede moverse libremente por toda la habitación e ir al cuarto de baño.

Mientras dura el estudio no puede lavarse la cabeza.

El paciente está permanentemente vigilado mediante dos cámaras de vídeo con control remoto.

El técnico responsable de la unidad está en una habitación contigua.

Un neurólogo especialista revisa el registro diariamente.

Más información en:

http://www.epilepsiasen.net/node/188

La página de la Sociedad Española de Neurología, Grupo de Epilepsia, ha publicado:

SEMIOLOGÍA HABITUAL Y NO HABITUAL EN EPILEPSIA TEMPORAL MEDIAL: UTILIDAD DE LA MONITORIZACIÓN VIDEOELECTROENCEFALOGRÁFICA PROLONGADA

T. Escobar Delgado, H. Pérez Díaz, A. Bustamante Rangel, M. T. Cáceres Redondo, G. Moreno Castro, R. Jiménez Hurtado, F. Villalobos Cháves, J. J. Rodríguez Uranga Unidad de Epilepsia. Hospital Universitario Virgen del Rocío. Sevilla.

Objetivos.

La semiología registrada con monitorización videoelectroencefalográfica (VEEG) es una pieza angular del estudio prequirúrgico, siendo muy característica en epilepsia temporal medial.

No obstante, podemos encontrar semiología atípica que debemos reconocer para no descartar pacientes como candidatos a cirugía. Nuestro objetivo es describir semiología epiléptica habitual y no habitual en pacientes con esclerosis hipocampal y epilepsia refractaria y valorar la necesidad de monitorización VEEG en casos típicos.

Métodos.

Analizamos retrospectivamente 26 pacientes con epilepsia temporal medial en fase de estudio prequirúrgico. Se analizaron un total de 104 crisis, siendo valoradas por el mismo observador y recogiéndose semiología habitual y no habitual. Se compara la semiología registrada por anamnesis y VEEG.

Resultados.

En el 100% de casos con semiología lateralizadora por anamnesis, ésta se confirmó por VEEG. Como semiología inhabitual registramos: auras vertiginosas (4 pacientes) y alucinaciones visuales (2 pacientes), spitting (1 paciente), automatismos motores complejos (4 pacientes), componente gelástico (3 pacientes), fenómenos autonómicos (4 pacientes), distonía o clonías hemifaciales (4 paciente), automatismos contralaterales sin distonía (3 pacientes), blinking (1 paciente), sonidos guturales y vocalizaciones (5 pacientes), rascado nasal contralateral.

Conclusiones.

Algunos estudios han generado controversia planteando la no necesidad absoluta de monitorización VEEG en epilepsia temporal medial asociada a esclerosis hipocampal unilateral si la anamnesis es clara y el resto de pruebas concluyentes. En nuestro estudio, el 100% de los pacientes con semiología habitual por anamnesis no se benefició del VEEG. Sin embargo, en los casos con semiología atípica o sin lateralización clara por anamnesis, el estudio VEEG fue determinante.